Cicatrices y movilidad. Cómo recuperarnos tras una operación o daño en la piel.

cicatrices y movilidad

Cicatrices y movilidad. Cómo recuperarnos tras una operación o daño en la piel.

Con el paso del tiempo hemos ido tomando conciencia de la importancia que tiene un buen cuidado de las cicatrices. Es fundamental que tras sufrir una lesión, quemadura, operación, o algún tipo de problema en el que se vean alterados los tejidos de nuestra piel, llevemos a cabo un proceso adecuado de recuperación y, sobre todo,  no menospreciar ninguna de las fases necesarias para conseguir estar completamente bien.  Tomar una buena decisión a la hora de tratar una cicatriz será significativo en el resultado que obtendrás al final del proceso de curación. Las cicatrices, además de generar señales que en la mayoría de las ocasiones no son del todo estéticas, producen grandes consecuencias como por ejemplo fibrosis, problemas de elasticidad o cambios  mecánicos por restricción, lo que puede desembocar en significativos problemas de movilidad.

Cicatrices y movilidad: Respuestas en nuestro organismo.

Durante el proceso de cicatrización podemos detectar distintas respuestas fisiológicas, la fibrosis, es producida por una incorrecta alineación de las fibras de colágeno.

Un  pronóstico adecuado y personalizado llevado a cabo por fisioterapeutas profesionales es la mejor solución para paliar este problema y conseguir un tejido de calidad, sin restricciones y que te permita una movilidad sin ningún tipo de limitación.

Una vía muy empleada por los fisioterapeutas actualmente es PHYSIUM System. PHYSIUM es un dispositivo médico totalmente homologado que a través de un proceso similar al de  un masaje manual, seguro e indoloro, permite al fisioterapeuta alcanzar una increíble profundidad sobre el tejido de sus músculos. Este es un aspecto relevante y característico de este tipo de tratamiento. El primer paso que se lleva a cabo cuando se pone en marcha dicho tratamiento, es una evaluación personalizada en función del problema y la edad del paciente, de importante relevancia a la hora de tratar aspectos relacionados con la regeneración de la piel.

A continuación, se procede a iniciar la fase de relajación general y disminución del algia y, en segundo lugar, se llevan a cabo los ejercicios específicos del tratamiento de cada persona con el fin de deshacer adherencias y mejorar la movilidad. La piel es el órgano mayúsculo en nuestro cuerpo y debemos cuidarla bien ya que un inadecuado tratamiento de esta puede dar lugar a consecuencias de importante índole y, por consiguiente, afectar a algo tan importante como es la movilidad articular.

Las cicatrices y movilidad son uno de los problemas que los pacientes de Crux Roxa Rehabilitación presenta con regularidad.