5 ejercicios para dormir bien

ejercicios para dormir bien

5 ejercicios para dormir bien

El frenético ritmo de vida que llevamos hace que nuestro nivel de estrés y ansiedad se sitúen en picos elevados, para conseguir disminuirlo es fundamental desconectar pero en muchas ocasiones no lo conseguimos y ello implica no descansar. Con una rutina adecuada y algunos ejercicios para dormir bien podremos descansar plácidamente.

La mente es muy poderosa y dependiendo de nuestra forma de pensar podemos mejorar o empezar la situación. Existen muchas formas naturales para poder dormir bien sin tener que recurrir a medicamentos. Además, en primavera es más frecuente no dormir bien por el cambio de tiempo y de hora solar.

Existen malas costumbres a la hora de irnos a la cama, por ejemplo los expertos recomiendan no ver la televisión especialmente programas violentos o malas noticias de contenido emocional otra mala costumbre es mirar el móvil, se aconseja dejar el dispositivo lo más lejos de la cama y desactivar Internet.

Por último no debemos olvidar la importancia de la alimentación, si tu cena ha sido copiosa llena de fritos, grasas o has bebido café quizás nos cueste conciliar el sueño, debemos cenar al menos dos horas antes de acostarnos.

A continuación te mostraremos una rutina de ejercicios que puedes hacer antes de dormir, esto no complicará tu descanso sino todo lo contrario. Muchas personas colocan una colchoneta junto a la cama para hacer los estiramientos.

Tanto si trabajas de noche como si tu jornada ha sido estresante con esta rutina ayudarás a tu organismo a calmar la tensión acumulada y relajarás los grupos musculares.

Ejercicios que ayudan a dormir bien

Además de tener en cuenta los alimentos que cenes como hemos comentado anteriormente puedes seguir este circuito:

  1. La cúpula: de pie con las rodillas flexionadas eleva los brazos por los lados con las palmas mirando hacia fuera hasta formar una cúpula, respira dos veces al subir y otras dos al bajar.
  2. Estirar las costillas: una mano se apoya en la oreja contraria y se deja caer el torso hacia ese lado, la otra mano empuja las costillas. Realizamos el ejercicio para ambos lados.
  3. Expandir los pulmones: se suben los brazos como en los primeros ejercicios, se entrecruzan los dedos de las manos con las palmas mirando al cielo y se alargan los brazos. Respira cinco veces.
  4. Expande el pecho: sentándose en la cama elevamos una rodilla y entrecruzamos los dedos de las manos por debajo de la rótula, realizamos cinco respiraciones y repetimos el ejercicio con la otra pierna
  5. Vértebra por vértebra: sentados en la cama con la espalda recta dejamos caer el tronco hacia delante empezando por la cabeza y bajando vértebra a vértebra.

Estos ejercicios para dormir bien actúan sobre el diafragma y la respiración, devuelven la calma y la placidez que concilia el sueño. Todos se ejecutan lentamente. Acompañar esta rutina con música relajante es una buena opción para facilitar el descanso.