¿Cómo afecta la primavera a nuestro cuerpo?

dolores en primavera

¿Cómo afecta la primavera a nuestro cuerpo?

Según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación un 85% de la población sufre durante dolores en primavera. En esta estación el dolor de músculos y articulaciones, desgana, dolor de cabeza…aumenta. Ahora que empieza a venir el calor, la fisioterapia es el mejor aliado para prevenir estos dolores.

El principal causante de los síntomas mencionados son los cambios bruscos de temperatura, a la vez que se produce una bajada de presión en las articulaciones ya que los nervios sensitivos de las mismas responden a los cambios atmosféricos.

Por otra parte, el aumento de las horas de sol y el cambio horario afecta directamente al cuerpo: se duerme menos y se descansa peor.

Las cicatrices son un punto clave con los cambios de temperatura, al producirse una variación  de la presión la elasticidad del tejido es menor que la de la piel normal y por eso aparece el dolor.

Dolores en primavera: Cinco consejos para evitarlo

  1. Dormir: lo recomendable es descansar al menos 7 u 8 horas diarias, la falta de sueño es uno de los principales causante de los dolores musculares.
  2. Practicar deporte: hay que practicar ejercicio de forma regular para aumentar la producción de endorfinas. Media hora diaria es lo mínimo para mantener el cuerpo tonificado, además ayuda a evitar el insomnio.
  3. Incluir antioxidantes en la dieta: debemos realizar 5 comidas al día para evitar la bajada de glucosa, la incorporación de antioxidantes es muy importante para prevenir cualquier contratiempo. Las vitaminas C y E así como pescados ricos en Omega-3 son esenciales a la hora de mantener con firmeza nuestra piel y evitar dolores articulares. Beber dos litros de aguas al día nos aportara una buena dosis de vitalidad además de prevenir infecciones urinarias.
  4. Practicar técnicas de relajación: el yoga es la disciplina perfecta, nos ayuda a motivarnos, mejora la concentración, ayuda a descansar y reduce el estrés, refuerza el sistema inmune, etc.
  5. Salir a pasear con la luz solar: la vitamina D encargada de fijar el calcio, es un gran aliado de nuestros huesos y eleva la fuerza muscular, por ello debemos dejar que nuestro cuerpo se nutra del sol durante al menos media hora diaria. Pasear es el ejercicio perfecto para practicar a todas las edades y muy recomendable para personas de la tercera edad.

Por último visita tu centro de fisioterapia para que los dolores en primavera no sean un problema, en Crux Roxa Rehabilitación contamos con diversas técnicas para asegurar al paciente una mejora de su problema. ¡Más de 40 años de experiencia nos avalan!