Hernia discal, ¿Una enfermedad de jóvenes o mayores?

hernia discal

Hernia discal, ¿Una enfermedad de jóvenes o mayores?

¿Sabías que un 2% de los dolores de espalda se deben a una hernia discal?

La hernia discal es una enfermedad en la que parte del disco intervertebral, que se encuentra entre las vértebras, se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas, provocando dolor y alteraciones en la sensibilidad.

Es una enfermedad cada vez más frecuente en la vida de las personas, sobre todo entre los 30 y los 50 años. Este grupo de edad es más vulnerable porque la elasticidad y el contenido de agua del núcleo disminuyen con la edad.

Entre las causan que pueden provocar la hernia discal podemos destacar las siguientes:

  • Realizar un esfuerzo físico repetidamente y la sobrecarga
  • El sobrepeso es un factor que puede favorecerlo, ya que cargas más peso sobre la columna. Las embarazadas también pueden verse afectadas por el mismo motivo de aumento de peso.
  • Factor hereditario. La genética también es una de los causantes de la aparición de la hernia.

Los síntomas pueden confundirse con un simple dolor de espalda, pero hay que prestar especial atención a los síntomas más comunes de la hernia discal, ya que si has notado alguno debes de acudir a un especialista.

  • Presencia del dolor en la zona donde se produce la hernia. El dolor también se puede irradiar hacia la parte superior e inferior.
  • Falta de control muscular, te puedes sentir inestable y el cuello se cansa con facilidad.
  • Bloqueo, crujidos y rigidez en la zona.
  • Dolor lumbar o dolor de espalda en los glúteos.
  • Náuseas.
  • Entumecimiento, debilidad y hormigueo en la pierna.

Respecto al tratamiento para la hernia discal depende del estado del paciente. Primero debe ser valorado para ver en qué punto se encuentra. Si la enfermedad está muy avanzada requerirá de cirugía, sin embargo la mayoría de las personas que sufren la hernia discal se tratan de manera natural, es decir con la ayuda de fisioterapeutas.

¿Cómo un fisioterapeuta puede aliviar el dolor?

Las técnicas del fisioterapeuta te ayudarán a mejorar mediante protocolos de estabilización activa. Hablamos del control motor flexores profundos, estiramientos musculares y movilizaciones de estructuras adyacentes.

El tratamiento será gradual, aliviando cada día los dolores del paciente de manera natural y especializada.