¿Cuál es la mejor postura para conducir?

¿Cuál es la mejor postura para conducir?

Es posible que este verano tengas en mente algún tipo de viaje para disfrutar de las vacaciones. Siempre nos preocupamos por la posición que adoptamos a la hora de sentarnos en el trabajo, pero muy pocas veces cuando vamos conduciendo.

Es algo necesario para prevenir lesiones a la hora de pasar tantas horas al volante. Por supuesto, también la conducción del día a día afecta mucho, pues aunque parezcan viajes cortos y conocidos, el estrés al volante que genera el tráfico o el GPS, por ejemplo, puede tener muchos efectos negativos en nuestros músculos y columna.

 

Claves para una postura correcta al volante:

 

  • Piernas: en este caso la cadera debe quedar por debajo de las rodillas, en un ángulo entre 100 y 100 grados. Con un ángulo de 100 grados también para las rodillas lo que permitirá apoyar el talón en el suelo y así poder pisar los pedales adecuadamente.

 

  • Espalda: el respaldo ha de colocarse de forma vertical con una ligera inclinación hacia atrás de unos 20º de manera que la espalda quede totalmente apoyada en él.

 

  • Brazos: deben ir cómodamente al volante, ni muy estirados ni muy contraídos para permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldo.

 

  • Cabeza: el centro del reposacabezas ha de quedar a la altura de las orejas del conductor de tal forma que el punto más alto de la cabeza no supere la parte superior de este dispositivo. Si el reposacabezas se encuentra bien colocado y la altura del asiento es correcta deberíamos visionar todos los retrovisores del vehículo sin ningún problema.

 

  • Cinturón de seguridad: es imprescindible utilizarlo aunque en ocasiones usarlo de manera incorrecta puede provocar ciertos dolores. No se recomienda que la correa pase directamente por el cuello, pues debe pasar por el pecho y la clavícula.

 

Todas estas recomendaciones son esenciales para la seguridad y la salud del conductor durante el viaje también son efectivas para el resto de viajeros. Es conveniente parar cada 2 o 3 horas, caminar cinco minutos y realizar estiramientos de la musculatura de la zona del cuello, espalda y manos.

Si tus dolores persisten después de poner en prácticas nuestras recomendaciones no dudes en contactar con Crux Roxa Rehabilitación para una consulta personalizada.