Importancia de la fisioterapia en el embarazo

fisioterapia en el embarazo

Importancia de la fisioterapia en el embarazo

El incremento de peso y las variaciones de la forma de la figura durante el embarazo, producen cambios de alineación en el cuerpo de la mujer. Esto provoca que la barriga se afloje hacia delante, y que la curvatura lumbar aumente entre otras consecuencias. La fisioterapia en el embarazo es una aliada perfecta para antes y después del momento más bonito.

Todos estos problemas pueden generar lumbalgias, dorsalgias o cervicalgias entre otras consecuencias.

Por esta razón,  es de gran utilidad recibir sesiones de fisioterapia en el embarazo, ya que gracias a esta se puede suavizar los dolores más habituales que se producen en este tiempo.

Asimismo, la fisioterapia durante esta época se puede compaginar sencillamente con otros tratamientos, puesto que la terapia llevada a cabo no es invasiva y no se usan fármacos. Considerando que las gestantes tienen limitada la medicación, el fisioterapeuta se convierte en un referente en el embarazo.

Beneficios de la fisioterapia en el embarazo

  1. Ayuda a reducir la sensación de dolor: En el embarazo, la mujer genera la hormona relaxina, la cual hace que las articulaciones obtengan flexibilidad para ir ajustándose a los cambios. Estos suelen producir dolor y algunas molestias a la hora de llevar a cabo actividades cotidianas e imprescindibles como caminar o mover las piernas.
  2. Previene problemas de incontinencia urinaria durante este período y después a través de ejercicios pélvicos específicos.
  3. Entrena el suelo pélvico para estar preparado cuando llegue el momento del parto: Del mismo modo, él tonificar el suelo pélvico además de facilitar el parto, evitará que después de este aparezcan secuelas como las pérdidas de orina. Mediante una serie de técnicas, un fisioterapeuta puede ayudarte a lograr esto.
  4. Disminuye el estrés: La reducción del estrés siempre es relevante, pero durante el embarazo lo es incluso más, ya que este en exceso puede ser muy perjudicial para el feto.
  5. Activa el entorno venoso de los miembros inferiores impidiendo así que se produzcan varices, arañas vasculares, inflamación o dolor de piernas entre otras consecuencias.

 

Fisioterapia postparto

Tras el parto, cuando haya pasado un mes y medio, el fisioterapeuta debería de llevar a cabo algunos chequeos como el  abdominopélvico y pelviperineal. La fisioterapia en este caso puede estos resultados entre otros:

  • Recuperar la figura ayudando a recuperar el tono de la faja abdominal.
  • Reducir la etapa de recuperación.
  • Tonificar el suelo pélvico ayudando así a mejorar las incontinencias.
  • Radicar o reducir los dolores de espalda generados durante el periodo de lactancia.

 

Te invitamos a asistir a nuestra consulta si estás embarazada y necesitas algún tipo de tratamiento o evitar los posibles problemas del embarazo.