Terapia de rehabilitación, ¿cuándo se necesita?

terapia de rehabilitacion

Terapia de rehabilitación, ¿cuándo se necesita?

Siendo “rehabilitación” una palabra muy amplia es normal que incluya varias especialidades, nosotros nos centraremos en nuestra especialidad, la fisioterapia. 

La terapia de rehabilitación en fisioterapia es el cuidado que recibimos para poder recuperar, mantener o mejorar las capacidades físicas que vamos perdiendo con una enfermedad o lesión, o incluso puede ser un efecto secundario de una operación, accidente de tráfico o una enfermedad congénita. Esta enfermedad o lesión nos impide hacer vida normal y nos puede ocasionar problemas para desarrollar las actividades más simples y cotidianas. Una efectiva terapia de rehabilitación puede paliar estos efectos y puede mejorar nuestra vida diaria. 

 

Por tanto, ¿Quién necesita terapia de rehabilitación? ¿Cuándo se necesita?

La respuesta es sencilla. Es para todas las personas que han perdido capacidades físicas que necesitan para su vida diaria. Ten claro que, el objetivo de la terapia de rehabilitación es ayudar a la persona a que recupere esa independencia en ciertas actividades que ya perdió por la enfermedad o lesión. 

Piensa un momento, si te duele la espalda al cargar a un niño pequeño en brazos. Si tienes problemas para agacharse a coger cualquier cosa del suelo. O incluso subir las escaleras. Plantéate realizar una terapia de rehabilitación, consulta con tu especialista y cuéntale qué problemas y/o dolores estás padeciendo. 

Por ejemplo, una persona que sufrió un derrame cerebral puede necesitar rehabilitación para poder bañarse o vestirse sin ayuda. Una persona activa que tuvo un ataque cardíaco puede requerir rehabilitación cardíaca para volver a hacer ejercicio. Alguien con una enfermedad de pulmón puede tener rehabilitación pulmonar para respirar más fácilmente y mejorar su calidad de vida.   

 

Los tratamientos para la rehabilitación pueden ser: 

  • Aparatos de asistencia: Herramientas, equipos y dispositivos que ayudan a personas con discapacidades a moverse y funcionar.  
  • Terapia rehabilitación física: para ayudarte con tu fuerza, movilidad y condición física.   
  • Terapia recreacional: para mejorar su bienestar a través de manualidades, juegos, técnicas de relajación y terapia asistida con animales.  
  • Tratamiento para el dolor. Rehabilitación vocacional para ayudarle con habilidades para ir a la escuela o a trabajar.   

Puede que la rehabilitación se haga en un hospital,  centro de rehabilitación, centro de terapia ocupacional, centros especializados en medicina física y rehabilitación o una clínica de fisioterapia. En algunos casos, si el paciente aún no tiene movilidad el profesional puede realizar la rehabilitación en su domicilio. 

En todo momento el paciente que esté realizando rehabilitación, tiene que sentirse apoyado en todo el tratamiento por el bienestar de su salud mental. Profesionales, familiares y amigos son piezas clave en el acompañamiento y la mejoría del paciente.

Todos conocemos que la rehabilitación física consiste en un proceso continuo con objetivos marcados que busca la recuperación de funciones o habilidades de una zona del cuerpo o de varias. Los casos en los que se necesita terapia de rehabilitación son conocidos en su mayoría pero, ¿conocemos todas las ocasiones en las que la rehabilitación mejoraría nuestra calidad de vida?

 

Momentos en los que se necesita la terapia de rehabilitación:

  • Tras un accidente: Este es el primer caso que se nos viene a la mente cuando pensamos en rehabilitación. Tras un impacto o caída alguna de nuestras extremidades, cuello o espalda puede sufrir daños que necesitan del trabajo progresivo para volver a retomar fuerza muscular e independencia.
  • Tras una operación: Aunque menos frecuente que el anterior, cada vez más personas optan por la terapia para recuperar la elasticidad y movilidad de la zona que ha sido intervenida. Los tejidos se tensan bloqueando así el movimiento de la zona y produciendo dolor como no se trabaje de forma progresiva y con un profesional.
  • Por existencia de una patología: Sin necesidad de que haya ocurrido algo de lo anterior, muchas personas necesitan de la terapia para dar movilidad y fortalecer alguna parte de su cuerpo que por enfermedad o por edad se vuelve rígida y presenta dolor.
  • Tras sufrir un ictus: Por desgracia el aumento de personas que han sufrido un ictus es una realidad. Es fundamental y clave en la evolución del paciente que se realice rehabilitación en los meses posteriores. Cuanto antes se comience la terapia mayores serán los resultados y las primeras semanas son esenciales para la recuperación.
  • Por lesiones deportivas: cuidar el estado físico antes y después del ejercicio es muy importante para no sufrir lesiones. Cuando estas aparecen, acudir a rehabilitación adaptada para deportistas ayudará a la zona a recuperar la fuerza y movilidad anterior y a evitar que aparezcan futuras lesiones o enfermedades derivadas de esta lesión.

 

En cualquier caso, acudir a un especialista en rehabilitación ayudará a llevar una mejor calidad de vida, prevenir y evitar problemas futuros que aparecerán si no se trata la zona adecuadamente. En Crux Roxa Rehabilitación llevamos más de 40 años ayudando a personas a recuperar, en la medida de lo posible, su estilo de vida. Pide cita aquí.  

Sin comentarios

No puedes dejar comentarios en este momento.